Aún con las manos pegajosas por la resina, Luis Frade (Porto, 1998) anda relajado al acabar el entrenamiento previo a los cuartos de final de la Champions ante el PSG, el imprescindible salvoconducto para acceder a la sexta Final Four consecutiva. La marcha del mejor pivote del mundo, Ludovic Fàbregas, ha cargado de responsabilidad al pivote luso, que ha dado un paso adelante en su cuarta temporada de azulgrana. Este jueves, se disputa en París el partido de ida, dispuesto Frade a bracear contra los físicos centrales franceses (20:45 h, DAZN, Esport 3). 

Source: www.elperiodico.com



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *