Es toda una celebridad. Puedo asegurarles que el Dani Pedrosa actual, el Dani Pedrosa 2.0, no tiene nada que ver con aquel Pedrosa apocado, sereno, casi mudo, discreto, que caminaba por el ‘paddock’ con zapatos de gamuza y, en la pista, se peleaba contra pilotos, no solo mayores que él sino mucho más grandes, mucho más corpulentos.

Source: www.elperiodico.com



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *